Ecológico y Comercio Justo

Elegir comida procedente de la agricultura ecológica significa tener un compromiso personal y social con nuestro propio bienestar y salud y con el del medio ambiente.

Ambas cosas están estrechamente relacionadas y contribuyen a un desarrollo más armónico de la sociedad en que vivimos.

¿Por qué elegimos productos procedentes de la agricultura biológica?:

  1. 1
    Porque son saludables.

    Los productos ecológicos no contienen residuos procedentes de pesticidas, fertilizantes sintéticos, antibióticos y otros productos químicos que se utilizan de forma habitual en la agricultura convencional para combatir plagas y enfermedades.

    Los pesticidas químicos, así como los aditivos sintéticos, están relacionados en diferentes estudios con algunas patologías y problemas de salud.

    Una alimentación natural y nutritiva nos ayuda a mantener una buena salud.

  2. 2
    Porque están libres de organismos genéticamente modificados.

    La agricultura ecológica prohíbe absolutamente el uso de organismos genéticamente modificados (OGM).

    Actualmente no existen resultados científicos que demuestren que el cultivo y la ingesta de OGM sean inofensivos para el medio ambiente y la salud humana.

    La agricultura ecológica quiere conservar e impulsar la variedad genética de las especies y tipos, y con ello la riqueza de los paisajes de cultivo.

  3. 3
    Porque son respetuosos con la naturaleza.

    La producción ecológica combina las mejores prácticas medioambientales, un elevado nivel de biodiversidad y la conservación de los recursos naturales.

    Es un método de producción que utiliza procedimientos y sustancias naturales, que potencia la fertilidad natural de los suelos y la capacidad productiva del sistema agrario.

    Los productos ecológicos contribuyen a la protección del medio ambiente.

  4. 4
    Porque son respetuosos con el bienestar animal.

    La ganadería ecológica se basa en la aplicación de normas elevadas de bienestar animal que respetan las necesidades específicas de cada especie, como la selección de razas y de prácticas de cría adecuadas, así como el mantenimiento de la salud animal mediante el fomento de las defensas inmunológicas naturales de los animales.

    El bienestar del ganado debe garantizarse durante todo el proceso de producción.

  5. 5
    Porque tienen niveles máximos de calidad garantizada.

    Gracias a los logotipos y el etiquetado ecológico de la Unión Europea y de España los consumidores pueden reconocer de manera rápida y sencilla los productos ecológicos.

    Esos distintivos garantizan que la producción ecológica se realiza siempre de acuerdo con las normas europeas y nacionales correspondientes.

    Todos los operadores ecológicos deben ser inspeccionados de forma periódica, y al menos una vez al año.

El Comercio Justo es un sistema comercial que busca una mayor equidad en el comercio internacional prestando especial atención a criterios sociales y medioambientales.

Contribuye al desarrollo sostenible ofreciendo mejores condiciones comerciales y asegurando los derechos de productores/as y trabajadores/as.

La Organización Mundial del Comercio Justo establece 10 criterios que deben ser cumplidos por las organizaciones que trabajan en Comercio Justo:

 

  1. Creación de oportunidades para productores con desventajas económicas.
  2. Transparencia y responsabilidad
  3. Prácticas comerciales justas
  4. Pago de un precio justo
  5. Asegurar la ausencia de trabajo infantil y trabajo forzoso
  6. Compromiso con la no discriminación
  7. Asegurar buenas condiciones de trabajo
  8. Facilitar el desarrollo de capacidades
  9. Promoción del comercio justo
  10. Respeto por el medio ambiente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR